Certificación de Bienestar Animal | Qué es y Requisitos

???label.access.jump.content???
cabecera-blog

Bienvenidos al Blog de Caprabo. Aquí encontrarás consejos de salud y nutrición, muchas novedades y noticias de interés sobre nuestros productos. Esperamos que te sea de utilidad. ¡Vuelve siempre que quieras!

Certificado de bienestar animal

Caprabo también se ha hecho eco del bienestar animal y vela porque los alimentos de sus marcas propias respondan a esa política.

Qué es el bienestar animal

El concepto de bienestar animal en sí se refiere a la calidad de vida de un animal. Dentro de esa calidad se incluyen varios parámetros tales como alojamiento, alimentación y buena salud física y psicológica.  

La valoración del bienestar animal tradicionalmente se medía según las instalaciones de la granja y el manejo, pero tiempo atrás en el Reino Unido el Farm Animal Welfare Committee (FAWC) reveló la importancia que tenía medir el bienestar de los animales más allá de esas dos premisas. Ahora, la evaluación del bienestar animal se rige por medidas basadas exclusivamente en el animal.

Los consumidores cada vez están más concienciados con el entorno y sobre todo sensibilizados con la premisa de bienestar animal como derecho universal. Por eso, ofrecer a los clientes un sello de calidad y transparencia, cuyas garantías sean que toda esa carne comprada proviene de animales criados en las condiciones óptimas y de forma responsable, es una apuesta segura.

Pilares del bienestar animal

La certificación del bienestar animal gestionada por IRTA, se evalúa siguiendo los referenciales europeos Welfare Quality y AWIN, cuyo objetivo principal es integrar el bienestar animal en la cadena de calidad alimentaria.

La investigación de este programa se centra en cuatro pilares fundamentales para garantizar el bienestar animal.

  1. Buena alimentación. La dieta tiene que ser adecuada a las necesidades del animal, sin sufrir hambre ni malnutrición. Esto incluye también una buena bebida, a la que debe tener acceso de forma libre para no sufrir sed.

  2. Buen alojamiento. Esto responderá a cómo se encuentra el animal en su entorno, en su granja. Deben alojarse en compañía de otros animales de su misma especie. Además, este lugar debe garantizar la libertad de movimientos, es decir, los animales pueden tumbarse, estirar sus extremidades y moverse sin dificultad alguna. Su lugar de descanso debe ser cómodo, limpio y con un ambiente adecuado para no tener frío ni calor, y así evitar el estrés térmico causado por las condiciones meteorológicas.

  3. Salud. Los animales deben presentar un buen estado de salud, estar libres de lesiones, dolores y enfermedades. Este principio requiere más tiempo de investigación, porque se evalúan posibles cojeras, manchas, heridas, zonas sin pelo, si están más sucios de la cuenta por el mal estado de la granja, si tienen legañas, si les cuesta levantarse cuando están tumbados o cualquier otra anomalía.

  4. Comportamiento apropiado. Los animales deben mostrar un comportamiento de acuerdo con los patrones de conducta de cada especie, sobre todo que no tenga miedo al hombre. A su vez deben presentar un estado emocional positivo, debe mostrarse relajado, cómodo, no sufrir ningún tipo de estrés ni ningún sufrimiento mental.

Cómo obtener un sello de bienestar animal

Primeramente, los protocolos de observación del bienestar animal solo se desarrollaban en tres especies: vacuno, porcino y aves de corral, en concreto pollos y gallinas. Más adelante, a petición de la industria se ampliaron a conejos, ovinos, caprinos y pavos.

Los centros que quieran obtener el sello de bienestar animal deberán ser evaluados por una entidad de certificación. Como requisito indispensable no debe haber ningún incumplimiento legal en las instalaciones. Una vez verificada la legalidad de forma rigurosa y estricta, se evalúa y se controla la calidad del bienestar animal mediante una observación directa de los animales y su entorno, basándose en los cuatro criterios enumerados anteriormente. También se revisa el matadero, tanto la recepción del animal como la línea de sacrificio, para avalar un bienestar desde la granja hasta la hora del sacrificio.

Cuando el centro en cuestión recibe el certificado de bienestar animal Welfair, no está exento de recibir auditorías periódicas para garantizar el cumplimiento de todas las medidas específicas para su obtención.

Certificado Welfair

Welfair es la certificación en bienestar animal creada por IRTA (Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias) y NEIKER-Tecnalia (Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario).

Como su propio nombre indica con un juego de palabras entre “well”, que significa “bienestar” y “fair”, “justo”, se trata de una certificación que avala unas condiciones óptimas del bienestar animal no solo durante su vida en la granja, sino también a la hora de ser sacrificado en los mataderos.

Esta etiqueta garantiza ante los consumidores que los productos que compran de origen animal, procedentes de las especies bovina, porcina, conejos, pavos, gallinas y pollos, incluidos huevos y productos lácteos bajo el sello Welfair, cumplen los cuatro principios en los que se basa el bienestar animal según los estándares científicos europeos: buena alimentación, buen alojamiento, salud y comportamiento apropiado.