Ir al contenido principal de la página

Microdonaciones en tienda Nuestro compromiso: ayudar a los más desfavorecidos

En Caprabo estamos llevando a cabo un proyecto solidario que está teniendo una gran acogida, tanto en nuestro entorno social más cercano como en el seno de nuestra empresa: las microdonaciones en tienda.

Caprabo

En tiempos de crisis, todos tenemos que ayudar en la medida de nuestras posibilidades y esto es algo que en Caprabo sabemos muy bien como hacerlo. Nuestra empresa, además de colaborar
estrechamente con los bancos de alimentos, y de organizar exitosas campañas de recogida de productos y donaciones desde nuestros almacenes distribuidores, lleva varios años ayudando a los que más lo necesitan con un gran acto solidario: las microdonaciones en tienda.

Donar productos que no se pueden vender

Esta iniciativa, que surgió gracias a nuestra política de compromiso con la sociedad, a la inquietud interna de los trabajadores y a la demanda de algunas instituciones, se basa en donar aquellos productos que ya no se pueden vender en la tienda, pero que todavía son aptos para el consumo/uso, a aquellas ONG’s, asociaciones o comedores sociales que estén abalados por el banco de alimentos provincial. Los alimentos son recogidos directamente por las entidades beneficiarias de los bancos de alimentos en la propia tienda con lo que no es necesario enviarlos al almacén central de los bancos de forma que se reduce el tiempo de entrega y facilita su consumo inmediato. Esta línea de trabajo permite además de aprovechar los alimentos, reducir residuos, lo que supone una gestión más responsable de los alimentos.
 

Todos los trabajadores, implicados
Este interesante proyecto de las microdonaciones ha sido posible gracias a la implicación de todos los trabajadores de nuestra empresa. Ellos son, sin lugar a dudas, los máximos responsables de los buenos resultados de esta iniciativa. Hay que destacar que desde el año 2010, en el que empezamos con cuatro tiendas en Sadadell, hasta la actualidad, en el que todas las tiendas ofrecen microdonaciones, el número de trabajadores implicados ha sido todo un récord: más de 8500. Cada uno ha aportado su granito de arena a la causa: algunos contactando con las tiendas para que conocieran a las entidades sociales que participaban; otros revisando, a diario, el estado y la caducidad de los productos que están en las estanterías; otros realizando la donación a las más de 250 entidades con las que trabajamos...

Los productos se revisan a diario

Nuestro personal revisa a diario el estado y la caducidad de los productos que están en el almacén o situados a la venta en los lineales. Cuando algún artículo tiene la caducidad o el consumo preferente ajustado o ha sufrido algún golpe o rotura se retira de la venta. Si es apto para el consumo se introduce en un carrito, en una nevera o en el congelador, según las condiciones de conservación del producto, y se guarda, con un cartel identificativo, hasta que la entidad social del barrio viene a recogerlo para entregárselo a los vecinos que más lo necesitan. Esto hace que entre los trabajadores, los vecinos y las entidades sociales se cree una relación muy estrecha. Una relación en la que las entidades se han convertido en prescriptoras del trabajo de Caprabo y los trabajadores, en improvisados voluntarios de la entidad. Unos voluntarios que están orgullosos con su colaboración.